Connect with us

Deportes

Después de que Cristiano Ronaldo saliera llorando en la derrota frente a Marruecos, el portugués se pronunció sobre lo sucedido en redes sociales.

Publicado

en

En cuanto el árbitro argentino Facundo Tello señaló el final del partido de los cuartos de final del Mundial 2022 en el estadio Al Thumama, Cristiano Ronaldo tomó en solitario el camino del vestuario , mientras asumía el fin de su aventura en el torneo, entró en el túnel y rompió llorar, en una de las imágenes de Qatar 2022 que marca el límite para un goleador extraordinario, un jugador formidable, que lo ha ganado todo en su carrera, menos la Copa del Mundo.

«Ganar un Mundial para Portugal era el mayor y más ambicioso sueño de mi carrera. Felizmente gané muchos títulos de dimensión internacional, incluido Portugal, pero colocar el nombre de nuestro país en el lugar más alto del Mundo era mi mayor sueño. Luché por ello. Luché mucho por este sueño. En los cinco Mundiales que marqué a lo largo de 16 años, siempre al lado de grandes jugadores y apoyado por millones de portugueses, di todo de mí», expresó este domingo en redes sociales.

Cristiano se despide del trofeo dorado planetario para siempre. A sus 37 años, la edición de 2026 que compartirán Estados Unidos, Canadá y México aparece ya muy borrosa para CR7, el único futbolista capaz de marcar algún gol en cinco Mundiales consecutivos a lo largo de la historia del torneo, que data de 1930, pero sin el premio que perseguía, sin el protagonismo de siempre, relegado a la suplencia de pronto, en el 6-1 a Suiza en octavos de final y en el 0-1 con Marruecos en cuartos, dentro de la vorágine que lo ha envuelto en todo el torneo, siempre en el ojo del huracán.

Video insertado

Nunca desistió del sueño de ganar el Mundial, hasta este sábado: «Tristemente, el sueño se acabó. No vale la pena reaccionar en caliente. Sólo quiero que todos sepan que mucho se ha dicho, mucho se ha escrito, mucho se ha especulado, pero mi dedicación a Portugal no ha cambiado en ningún momento. Siempre luché por el objetivo de todos y nunca daría la espalda a mis compañeros ni a mí país”.

Noticia siempre, desde el primer día que el equipo se concentró al oeste de Doha, la última con la polémica que despertó su conversación con Fernando Santos a raíz de su suplencia ante Suiza, por la información publicada por ‘Récord’ de que había amenazado con irse de la concentración, un hecho negado por la Federación Portuguesa de Fútbol, su entrenador y sus compañeros, Cristiano Ronaldo se va del actual torneo con cinco partidos, tres de titular, dos completos, dos de suplente, un gol y diez tiros, tres de ellos a portería, tres bloqueados, dos rechazados y dos fuera.

También ha promediado un 79 por ciento en el pase (entregó 66 a sus compañeros de los 83 que intentó); se ha ofrecido para entrar en juego en 237 ocasiones, de las que recibió 60; ejerció 68 presiones sobre sus rivales, ya fuera directas o indirectas; recorrió en total 30,502 kilómetros a lo largo de los cinco duelos (titular en las tres jornadas de las fases de grupos y suplente en octavos y en cuartos de final) y su carrera más rápida fueron los 32,2 kilómetros por hora que alcanzó en el duelo de este sábado contra Marruecos.

Y se va sin consuelo. Ni siquiera con los récords que permanecerán para siempre. Al menos, durante mucho tiempo. Ha disputado 22 partidos desde Alemania 2006 hasta Qatar 2022, como el jugador con más encuentros en este torneo de la historia de la selección lusa, aunque no será su mejor goleador, aún superado en un tanto por Eusebio; ha sido el único en marcar en cinco torneos consecutivos, desde su estreno el 17 de junio de 2006 ante Irán, y uno de los ocho que han disputado cinco Copas del Mundo, junto al argentino Lionel Messi, los mexicanos Andrés Guardado, Guillermo Ochoa, Rafa Márquez y Antonio Carbajal, el italiano Gianluigi Buffon y el alemán Lothar Matthäus.

«Obrigado (Gracias en portugués), Cristiano», le dedicó un vídeo la FIFA cuando su eliminación ya era un hecho irrebatible. También lo es que jamás ganará el Mundial. Tampoco lo hizo Eusebio, el único futbolista portugués que puede medirse con toda la historia marcada por él, ni el neerlandés Johan Cruyff, ni el hispano-argentino Alfredo Di Stéfano, ni los franceses Michel Platini ni Just Fontaine (el máximo goleador en una edición del torneo), ni el norirlandés George Best, ni el uruguayo Enzo Francescoli ni los brasileños Zico y Socrates, ni el húngaro Ferenc Puskas… ¿Y Leo Messi? El argentino está en ello.

Es su despedida del Mundial. ¿Y de la selección? Aún no ha dicho nada al respecto Cristiano Ronaldo, que ni siquiera pasó por la zona mixta del estadio Al Thumama. «No es el momento ni de Pepe ni de Cristiano. Lo más importante es Portugal. Estamos muy tristes por no ganar, por no dar una alegría a nuestra gente y hay que mirar un poco hacia nosotros de lo que hemos bien y mal para poder mejorar», pospuso el central.

Continue Reading
Advertisement

Copyright © 2022 Noticias Valle Hoy