Connect with us

Noticias

Esta es la próxima misión lunar que la NASA realizará a finales de mes

Publicado

en

¿De qué trata la misión Artemis I?

La primera misión del programa espacial Artemis de la NASA, que tendrá una duración de 42 días, tiene el propósito de probar el rendimiento de los sistemas de exploración del espacio profundo, que son el cohete SLS y la nave espacial Orion, así como los sistemas terrestres del Centro Espacial Kennedy. Está previsto que la Orion haga un recorrido de 450.000 kilómetros desde la Tierra a la Luna, para luego viajar otros 64.000 kilómetros más allá del lado oculto del cuerpo celeste, donde la nave espacial se desplazará en una órbita retrograda distante (ORD).

La órbita se considera «distante», en el sentido de que está a una gran altura de la superficie de la Luna, y es «retrógrada» porque la Orion viajará alrededor de esta en dirección opuesta a la que la Luna orbita la Tierra. La misión Artemis I finalizará el próximo 10 de octubre. En caso de que el vuelo inaugural resulte exitoso, se podrá enviar posteriormente una expedición tripulada para que alunice, de cara al 2024.

La primera misión del programa Artemis tendrá una duración de 42 días.

La NASA informó este lunes que está lista para el lanzamiento de la misión Artemis I, que consistirá en realizar un vuelo no tripulado alrededor de la Luna, tras completarse la evaluación en profundidad de la preparación del cohete Space Launch System (SLS) y la nave espacial Orion.

De acuerdo con la agencia espacial, el SLS despegará desde la plataforma 39 B del Centro Espacial Kennedy, en Florida, el próximo 29 de agosto a las 08:33 (12:33 GMT). Asimismo, afirmaron que el intervalo de tiempo para realizar el lanzamiento del cohete, con el propósito de garantizar que este llegue a su objetivo establecido, durará alrededor de 2 horas.

¿De qué trata la misión Artemis I?

La primera misión del programa espacial Artemis de la NASA, que tendrá una duración de 42 días, tiene el propósito de probar el rendimiento de los sistemas de exploración del espacio profundo, que son el cohete SLS y la nave espacial Orion, así como los sistemas terrestres del Centro Espacial Kennedy. Está previsto que la Orion haga un recorrido de 450.000 kilómetros desde la Tierra a la Luna, para luego viajar otros 64.000 kilómetros más allá del lado oculto del cuerpo celeste, donde la nave espacial se desplazará en una órbita retrograda distante (ORD).

La órbita se considera «distante», en el sentido de que está a una gran altura de la superficie de la Luna, y es «retrógrada» porque la Orion viajará alrededor de esta en dirección opuesta a la que la Luna orbita la Tierra. La misión Artemis I finalizará el próximo 10 de octubre. En caso de que el vuelo inaugural resulte exitoso, se podrá enviar posteriormente una expedición tripulada para que alunice, de cara al 2024.

¿Cuál es la función del cohete SLS?

El SLS es el cohete más potente jamás construido por la NASA y pieza central del programa espacial Artemis. El vehículo de lanzamiento, que comenzó a ser desarrollado en el 2011, contará con dos pares de propulsores de combustible sólido y cuatro motores RS-25, con el objetivo de colocar en órbita la nave Orion. Además, llevará a bordo varias cargas útiles, entre las que se encuentran nanosatélites CubesSat e instrumentos para estudiar el entorno radioactivo del espacio profundo.

A pesar de ser una misión no tripulada, la Orion llevará ‘pasajeros’ de prueba

En el interior de la Orion viajarán tres ‘pasajeros’ que ayudarán a comprobar los sistemas y recopilarán datos para las futuras misiones tripuladas. En lugar del comandante será colocado el maniquí ‘Moonikin Campos’, que fue nombrado en honor del ingeniero de la NASA de origen mexicano Arturo Campos.

El asiento del maniquí estará equipado con dos sensores, que se encuentran debajo del reposacabezas y detrás del asiento, para registrar la aceleración y la vibración durante la misión. Asimismo, ‘Moonikin Campos’ vestirá el traje espacial Orion Crew Survival System, el cual usarán los astronautas durante el lanzamiento, la reentrada y otras fases dinámicas de sus misiones. El traje estará equipado con dos sensores de radiación.

Los otros dos asientos adicionales serán ocupados por ‘Helga’ y ‘Zohar’, que son dos torsos de maniquíes que imitan los huesos humanos, tejidos blandos y órganos de una mujer adulta. La diferencia entre estas dos figuras es que Zohar llevará puesto un chaleco de protección contra la radiación, mientras que Helga no. Ambos maniquíes cuentan con 5.600 sensores para medir la radiación.

Continue Reading
Advertisement

Copyright © 2022 Noticias Valle Hoy